Entre nosotros

Con la Realidad encima

Ya hace rato hacemos referencia a los peligros del lumpen en las diversas actividades, que muchas veces se toman como comunes de nuestra Sociedad, y otras a vincularlas naturalmente; y siempre también hemos expresado que no es tan así; etimológicamente se podrá decir que esa expresión desarrollada por Marx y Engels, ella en la mitad del siglo XIX, junto a sus proyecto comunista y todo eso; pero creemos abarca y cava más hondo en las actuales circunstancias; somos de los que creemos la expresión sea correcta, aun no en la cantidad de hechos aberrantes que se inculpan en ella. También hemos repudiado la exaltación a la violencia que se fomenta desde los medios de comunicación, seguramente sujetos a directivas oficiales, aunque también se sumen algunos medios privados disidentes con la política oficial, que prefieren ese escenario periodístico, que la búsqueda de la Verdad y su libre exposición, en la medida de lo posible.

Se ha resuelto en algún peringundín periodístico, sin mayor nivel serio, que los hechos de esta vida miserable, pueden ocultar la realidad nacional; pero no debe serlo, y a la larga, la Verdad siempre triunfa.

Aunque ese triunfo muchas veces llegue tarde.

El asesinato de una pobre criatura de la manera más absurda, con familiares y, vecinos, etc. En este caso, de su vida miserable, veremos de lo peor ejemplo de ese lumpen insertado entre nosotros.

Incluso el periodismo exaltando hechos más escandalosos como influyentes y de esa forma no fuera suficiente como para intentar alguna respuesta, política y humanan, y si se puede jurídica y económica.

O sea Justicia Social y no beneficencia, menos fomentada por el Poder.

Alguien se preocupó por eso en tanto dislate explicativo, en el origen real de esta sufrimiento actual?

Porque el lumpen no es el tradicional marginal, vago o como se quiera llamar, a quien además naturalmente, se lo vinculaba al proletariado…

Hace muy poco se cometió un crimen también absurdo, por una estrella rock, hundido en drogas y dislate de vida; ahí el proletario nada que ver, pero si el desclasado, fuera de todo control humano que pueda controlarse. Volvemos a preguntarnos qué hace la autoridad para no llegar a esto, y tratar de enderezar la sociedad en serio.

La familia es la base de la Sociedad desde su origen, ¿cuántas legalmente constituidas hay en nuestro país, fueren de la religión que fueran? A donde fuera parar la responsabilidad que emanaba de su constitución?

En cualquier Gobierno, excepción de las dictaduras históricamente reprochadas en todos los casos; además qué puede decirse hoy de la Justicia que a diario nos sorprende con interpretaciones subjetivas?

Y como para completar el dislate, vemos tratar de formar una lucha contra la Iglesia Católica, tradicionalmente nuestra, y por primea vez con un Sumo Pontífice argentino?

Aparentemente por sostener una  encíclica de hace años, que pide “Pan, Paz y Trabajo”,

Por momento es para creer que el Lumpen se institucionalizo entre nosotros, porque en estos casos todos somos responsables.

Comentarios

Comentarios

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

This site is protected by wp-copyrightpro.com