Entre nosotros

Merecidos recuerdos del mes de Julio

El mes de julio pasado, entre otros muchos recuerdos como el de la Independencia nacional, que cada vez tratan más que pase de largo, guarda entre otras, a tres que creemos justo recordar, en todos destacamos la persona humana, por encima de sus obras, y aun así vemos como los nuevos tiempos tratan dejarlas pasar, como si lo hecho no fuera de enorme relevancia; y, cualquiera de éstos puede encabezar un recordatorio que satisface realizar. Empezamos por el personaje y fallecimiento más antiguo, nos referimos a Eva Duarte de Perón, esposa del ex presidente, y uno de los personas más amadas y odiadas en su época, muy breve por cierto, pues en verdad todo lo que hizo esta joven llegada del campo argentino de entonces, apenas con estudios elementales a la Capital Federal, para actuar en cine; la envuelve el movimiento político interno más complicado de nuestro tiempo, aun hoy poco entendido, donde se confundieran las posiciones políticas, sociales, económicas, etc. en una verdadera explosión  de lo argentino, contrastando posiciones que aún esperan resolución.

Evita, como la llamo el pueblo para siempre se encuentra en1945 al fin de una gran guerra en una nueva sociedad, en medio de golpes militares, como personaje principal; esposa del Presidente Perón dedica su tiempo completo a una Justicia Social siempre ignorada, en la Argentina de la “beneficencia” institucionalizada con todos sus defectos. Evita muere de cáncer, un 26 de julio del ‘52  a los 33 años, los dos últimos con salud muy afectada. Esa joven, que en solo cinco años consumió su vida, estableció todo lo que hace a una verdadera Justicia Social, desconocida en un país de oligarquías dominantes, y lo hace en medio del agitado marco de gobierno duro, a los que algunos vieran como opresor de libertades políticas, y  derechos individuales que tuvo entre los suyos una Comisión legislativa (Visca-Decker) que se jactaba de clausurar medios periodístico; generó muchos logros sociales, sindicales, etc., especialmente para la juventud y la niñez, logrando establecer el voto femenino y a su muerte, poco menos la ungieron con fanatismo legítimo.

Años después, otro eminente argentino se quita la vida un 29 de julio de 2.000, el doctor Rene Favaloro, eminente científico a nivel mundial, con enormes logros científicos admirados internacionalmente, que nunca dejo de sumar sus conocimientos al país que lo vio nacer y donde estudiara en la Universidad pública, logrando alcances en cirugía de corazón que lograran prolongar vidas por centeneras, antes de renunciar a la propia, asqueado por la situación que le obligaran  vivir en el final, dejando una carta que es un documento moral para todos, señalando claramente a quienes lo llevaran a semejante  determinación, no abandonando sus trabajos en favor de todos, negándole ayuda y reduciendo a mendigo, a uno de los más grandes médicos argentinos, reconoció por el mundo todo.

El tercero entre muchos, un líder político distinto, batallador a riesgo de vida, por la libertad de Cuba, y luego defensor a ultranza de un sistema de gobierno, que rompió las cadenas de su pueblo, mantenidas desde la conquista española con población  de raza blanca y hoy en la misma predominando razas africanas, de tanta sangre esclava transportada inhumanamente por los conquistadores y quienes siguieran su negocio bochornoso; Fidel Castro, no solo libero Cuba, infringiendo una de las primeras derrotas al poderoso militarismo de E.E.UU., en Playa Girón, en una invasión simulada al carbónico con la que había destrozado a Guatemala en el ‘54 y su gobierno creador de la primera Constitución Social de Latinoamérica. Este  militar latinoamericano era abogado, de familia acomodada de la Cuba en que nació, y la primera tierra que expropia para el servicio de su Pueblo fue la familiar…

Se podrá estar con uno u otro, o al revés criticar incluso a todos a pesar de la enorme figura de Favaloro que se suicida, y los cristianos tal vez no soporten ello, pero cualquiera de esas figuras sobresalen en Latinoamérica, una vez más sujeta a intereses ajenos a sus pueblos.

Comentarios

Comentarios

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

This site is protected by wp-copyrightpro.com