Entre nosotros

Volver a las fuentes

Y cada día, de éstos que otoño  nervioso desgaja, como decía el poeta, nos aproximamos con mayor rapidez a tener que tomar una decisión política, más que fría en las actuales circunstancias en que todo parece estar pasando para bien o para mal como se dice vulgarmente en el barrio

Porque no encontramos definición mejor para los hechos y circunstancias que vemos transcurrir, poco menos por encima de nuestras discusiones en que no acertamos a dar respuestas en concreto.

Y la última sea, tal vez esta del control de precios, una más entre tantos habidos en nuestro país, sin darnos razones entendibles…

Ninguna necesidad había de montar semejante teatro en una decisión oficial tantas veces tomada entre nosotros especialmente en tiempos como los que vivimos, dependientes de otras decisiones superiores, también reconocidas, lasque que no dan tanta vuelta, ni aun para esto.

Pues acá se hizo, más de lo esperado, en contra de afirmaciones de momento incluso, pero, para dejar a todo como estaba el día anterior, o peor; hasta con precios controlados, que estaban y siguen estando por encima de los dispuestos…

Pero, que importan si hay cosas peores, como mostrarnos en una posición latinoamericana diferente, a la integración e identidad del principio, incluso apoyando reacciones bélicas absurdas entre hermanos; o si tiene a la misma Sociedad tradicionalmente católica, respetada hasta el día anterior, encima con un Papa argentino, y representa a tantos más que importantes de la misma, asumiéndose por encima de ésta entidad religiosa arraigada desde siempre entre nosotros, con sus buenas y sus malas, pero nuestra, y tratando de mezclarla en nuestras convicciones políticas o en el bando contrario, porque sí, nada más.

Al costado seguimos inventando enemigos, incluso terroristas, -venido del Infierno como todo el mundo sabe-…, a un costo inmenso de prevención represiva y alterándolo todo, poco menos, en una sociedad que cada día se muestra por fuera de lo que vivimos los argentinos, salvo tal vez, en tiempos de la barbarie represiva del origen nacional, con un odio al gaucho y al mestizo en “ensueños de clase” que no logró cuajar en la misma, muy a pesar de las barbaridades cometidas por argentinos equivocados, que sin embargo fueran colocados en monumentos que aún sobreviven al error histórico.

Ahora se puede estar con uno o con otros, por ideologías desencontradas, admiraciones más o menos parecidas, manteniendo una paz interior sospechosa incluso, muy a pesar de una exaltación de la violencia por los medios de comunicación masivos y temas poco menos que obligados, como no recodamos; pero, porque no volver aunque sea ésta considerada una manera de sobrevivir socialmente y no  una definición política, a ¿la anormalidad que supimos conocer?

Comentarios

Comentarios

What do you think of this post?
  • Me gusta (0)
  • Divertido (0)
  • Interesante (0)
  • Triste (0)
  • Me enoja (0)
Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter

This site is protected by wp-copyrightpro.com