La nadadora de aguas heladas, Ailén Lascano Micaz, va en busca de un nuevo desafío en Nueva York.

Tras ser la mejor de su categoría a nivel mundial en la Copa del Mundo y lograr varios títulos en Europa, la viedmense se anima a las aguas abiertas y se prepara para completar el Desafío a la Isla Manhattan.

El mismo, consta de 48 kilómetros para darle la vuelta a la Isla Manhattan sin traje de neoprene. Este reto, forma parte de la “Triple Corona” de natación, el máximo reconocimiento del mundo en natación en aguas abiertas.