Desde el Estudio Jurídico Belén López & Asoc, les comentamos la importancia y los beneficios de realizar una Sociedad Comercial. Si posees Cabañas, Apart Hotel, Emprendimiento Gastronómico, o querés armar tu propia empresa en Tecnología IT y no sabés cómo hacerlo, o si querés armar o crear una empresa del giro comercial que sea para desarrollar un emprendimiento, o bien no encuadres dentro del Monotributo (por la facturación, espacio físico, gastos de alquiler o consumo de energía eléctrica) y debas pasar a Responsable Inscripto, te dejamos un importante punto de vista para que tengas en cuenta en relación a los beneficios de constituir una Sociedad.

¿En qué me beneficia armar una Sociedad Comercial?

Algunos de los beneficios al constituir una sociedad que podemos comentarles, son: 

a) Protección de Patrimonio Personal: Nos permite diferenciar nuestro patrimonio personal del capital social. Este último está conformado únicamente por los aportes que realizamos al constituir la Sociedad, y es el único que responde por las obligaciones y deudas que se contraigan en el giro comercial de nuestra empresa.

b) Limitación de la Responsabilidad Patrimonial de los Socios: Desde el punto de vista legal, el principal beneficio que obtenemos es limitar nuestra responsabilidad patrimonial, obteniendo mayor seguridad en las operaciones comerciales. Al operar a través de una Sociedad, cada socio tendrá una responsabilidad limitada al capital que haya aportado a la empresa, evitando así poner en riesgo su patrimonio personal.

c) Financiamiento: Comercializar a través de una estructura societaria nos dará mayor facilidad para acceder a préstamos bancarios. Los proyectos que ofrecen una imagen comercial de seriedad y continuidad en el tiempo resultan más atractivos para los inversores.

d) Imagen comercial: Operar por medio de una empresa constituida legalmente, proyectará una imagen más sólida y de respaldo, que facilitará la gestión comercial y consecución de oportunidades de negocio. Si buscás ser proveedor de una gran empresa, sin duda presentarse así sumará puntos a favor.

e) Contratación de Empleados: Podemos utilizar la figura societaria que seleccionemos para contratar empleados en relación de dependencia. Siendo la Sociedad quien reviste el carácter de “empleador” de nuestro personal.

¿Qué tipo de Sociedades Comerciales podemos crear?

Varias, como las tradicionales que pueden ser S.R.L, S.A, o S.A.U, o bien aquellas que hoy en día surgen como Sociedades con una estructura legal más modernas, ágil, simple y flexibles, como es el caso de las S.A.S. El mundo de hoy, la modernidad, los nuevos esquemas productivos, las nuevas relaciones del laborales, apuntan a nuevas herramientas de instrumentación, que puedan centrar todos sus esfuerzos en la producción de bienes y servicios, sin que deban encontrar una traba burocrática a sus proyectos y por ende la constitución de una S.A.S. resultaría conveniente, la cual combina tanto las ventajas de la S.R.L. con las propias de la S.A., a las que le suma facilidades no sólo de constitución, sino también de actuación, con ventajas fiscales para emprendedores, escasas normas imperativas y pocos límites a la autonomía de la voluntad.

En este orden de ideas, las S.A.S. son una herramienta legal de gran utilidad ya que este tipo societario, de una articulación simple, se adapta a las necesidades de muchas PyMEs.

Una de las ventajas que hacen más aconsejable la adopción de este tipo social es la posibilidad de ser unipersonal y, con un capital social mínimo bajo, equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente $43.200, lo que vuelve a la Sociedad por Acciones Simplificada mucho más atractiva que la Sociedad Anónima Unipersonal donde se exige la suscripción de $100.00 de capital social mínimo al tiempo de la celebración del contrato constitutivo, debiendo estar, en el caso de las S.A.U., totalmente integrado, es decir, la integración en dinero debe ser del 100% del capital suscripto (arts. 186 y 187 L.G.S.).

Los principales inconvenientes que deben sortear quienes hoy deciden crear una sociedad son, por un lado, los altos costos y los largos plazos burocráticos, y, por otro, la rigidez de las estructuras societarias previstas en la Ley de Sociedades. Así, la Sociedad Anónima fue prevista para grandes sociedades con numerosos socios y gran capital, pero en la realidad, a falta de otras alternativas, se las utiliza para sociedades familiares, cerradas y se constituye una nueva sociedad para cada proyecto.

La S.A.S. fue pensada para favorecer a los emprendedores y Pymes como también a la generación “millennial”, acostumbrados a actuar en el mundo digital, con grandes ideas pero quizás con pocos recursos para armar una estructura y financiar sus proyectos; lo que seguramente ocurrirá a mediano plazo, una vez que el emprendedor, comerciante o empresario en Argentina se haya familiarizado con la ley 27.349, es una fuerte migración de gran parte del empresariado a este nuevo tipo societario por las grandes ventajas que ofrece.

En este sentido la S.A.S. ofrece una herramienta jurídica y societaria acorde con las necesidades de los emprendedores y Pymes totalmente efectiva, fácil dinámica, y ágil.

Con presencia en S.C. de Bariloche / CABA y Prov. de Bs As el Estudio Jurídico Belén López y Asoc. trabaja la constitución de sociedades para operar en cualquier tipo de jurisdicción, también atiende temas relacionados a: Contratos (Civiles y Comerciales), Sucesiones, Divorcios,  Asesoría Empresarial entre otros. Ante cualquier consulta no dude en escribirnos: info@estudiolopezyasoc.com o telefónicamente al Tel: 294-4108139. Web: www.estudiolopezyasoc.com