Ante la decisión de la empresa de turismo estudiantil Travel Rock, que determinó unilateralmente suspender su operatoria en la ciudad, resaltamos que Bariloche se encuentra en condiciones plenas de recibir a jóvenes en sus viajes de egresados, con su sistema de salud operativo y con capacidad, y que al día de la fecha ni el Municipio, ni la Provincia ni la Nación han determinado un cierre del destino.

Desde la Secretaría de Turismo de la Municipalidad se recibió en las últimas horas una gran cantidad de llamados de padres a la Oficina de Informes Turísticos, manifestando su preocupación porque la empresa Travel Rock sostenía que era inviable la operatoria en Bariloche y pretendiendo cancelar los viajes contratados, poniendo en peligro incluso varias fuentes de trabajo en la ciudad.

Se trata de una decisión unilateral de la empresa, que sostiene que supuestamente el sistema de salud de la ciudad se encuentra colapsado, afirmación que no se condice con la realidad. Desde que se retomó la operación de viajes de turismo estudiantil, con el desarrollo de protocolos específicos y autorizados por el Gobierno Nacional, el Gobierno Provincial y el Municipio, Bariloche ha recibido ya a más de 10.000 estudiantes, traídos por 14 empresas que están operando con normalidad en nuestra ciudad, varias de ellas incluso ya habiendo cerrado su temporada cumpliendo con todos los viajes contratados. El método burbuja que se implementa en el caso de viajes de egresados es posterior al viaje en sí mismo, y las familias están al tanto de las características de esta metodología al contratar cada paquete, conociendo todos los protocolos a seguir en el caso de un contagio o de un contacto estrecho.

A esas empresas les estamos agradecidos profundamente por el compromiso que han tenido y siguen teniendo tanto con sus pasajeros como por el destino. En esta situación excepcional de pandemia, abordan la responsabilidad de cumplir con todas las exigencias, cumplir con sus clientes y también cumplir con los trabajadores, con todos los sectores que dependen laboral y económicamente de este circuito productivo, dejando en claro que se puede operar perfectamente con coordinadores y empresas que respeten todos los protocolos y medidas que la situación demanda. Considerando las cifras del movimiento estudiantil en la ciudad, ha quedado demostrado que la incidencia de contagios es mínima, y no excede a las posibilidades previstas para cualquier otra actividad, turística o de otro tipo.

Lamentamos la decisión de Travel Rock de dejar a sus pasajeros sin el viaje tan esperado y cancelando sus contrataciones, esgrimiendo como motivo un escenario que no es tal, lo que queda demostrado con la continuidad de la operatoria de todas las demás empresas de turismo estudiantil, e incluso con los más de 300.000 turistas que hemos recibido desde el inicio de la temporada estival y el regreso del turismo nacional. Es justamente el sector turístico, comercial y de servicios quien ha cumplido con responsabilidad con todos los protocolos establecidos, que se ha capacitado en todas las herramientas y modos de actuación ante cada eventualidad. Desconocemos si la decisión de Travel Rock de no operar puede estar vinculada a su no disposición para cumplir dichos protocolos, pero claramente no se basa en las condiciones de operación de San Carlos de Bariloche, que ha demostrado con creces ser un destino cuidado.