Desde el cierre de las áreas protegidas, definido por el Ministerio de Ambiente de la Nación el 14 de marzo, la intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi planteó una estrategia territorial y administrativa para abordar la emergencia incluyendo a todos los habitantes e instituciones involucradas con esta unidad de conservación.

Para gestionar la contingencia se conformó un Comité de Emergencia interno (COE), compuesto por los jefes de Departamentos y Divisiones, donde se tratan y definen diariamente aspectos administrativos, operativos, de recursos humanos, despliegue y asistencia en el territorio, comunicación, logística e infraestructura y gestión de recursos.

Además, referentes del Parque Nacional participan en las reuniones de cuatro Comités de Emergencias: Comité de Emergencia en Villa Traful, Comité de Emergencia de Villa la Angostura, Comité de Emergencia en San Carlos de Bariloche y Comité de Emergencia de El Manso. También con la Comisión de Fomento Villa Mascardi todos ellos colaborando con aspectos operativos y logísticos.

En relación a la asistencia social en el territorio, la Intendencia junto al Departamento de Guardaparques, el Área Intercultural de Comanejo, la División de Pobladores, la Coordinación de Conservación y Uso Público, el Departamento de Infraestructura y Logística y el Departamento ICE, articulan junto los Municipios y las Comisiones de Fomento Rural, la ayuda destinada a poblaciones dentro y fuera del parque, comunidades mapuche y prestadores de servicio, coordinando pedidos de recursos e insumos (leña, alimentos, elementos escolares), la asistencia médica, traslados y emergentes que surgen.

En cuanto a los aspectos económicos, se realizaron diversas gestiones para conseguir recursos a las poblaciones más afectadas por la pandemia.

En este sentido se registraron unas 140 personas de las diferentes poblaciones rurales criollas y comunidades mapuche que cumplían con los requisitos para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y se ingresó la documentación de unas 230 personas de diferentes poblaciones, dentro y fuera del Parque Nacional, para solicitar los subsidios de ANSES.

De la misma manera se coordina el despliegue en el territorio con las poblaciones y comunidades que habitan en la zona norte, noroeste, centro, lacustre y sur del Parque Nacional, donde los guardaparques asisten diariamente en el terreno llevando módulos de alimentos, material de estudio, fardos de pasto para ganado (proporcionados por los municipios y comunas) y coordinando pedidos de leña. También se traslada a los agentes sanitarios para realizar revisaciones médicas y la aplicación de la vacuna antigripal a aquellas poblaciones alejadas de centros médicos.

También, de forma diaria durante los primeros meses de aislamiento, se trasladó desde Villa la Angostura a los médicos que cumplen servicios sanitarios en el Paso Cardenal Samore.

En la ciudad de Bariloche el Departamento de Infraestructura y Logística colabora con el Concejo de Educación en la entrega de más de 4000 módulos de alimentos a las escuelas y en el traslado de leña y otros insumos. El Departamento ICE, asiste al COE de Bariloche, en la distribución de alimentos a los hoteles donde las personas permanecen aisladas y en el traslado de personas a sus residencias permanentes en ciudades cercanas.

En relación al Uso Público de presentó a las autoridades de Parques Nacionales, una propuesta para la reactivación económica a nivel regional, de diversas actividades y acciones asociadas al uso público. Por otra parte, se trabajó en protocolos sanitarios para la reapertura de espacios en relación a actividades del uso público.

En ese sentido, y en sintonía con los lineamientos del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal y en base a las recomendaciones de los Ministerios de Salud Pública de la Nación y de las Provincias de Río Negro y Neuquén, el Parque Nacional Nahuel Huapi, implementa un plan de reapertura por etapas, que permitirá retomar las actividades de manera gradual, efectuando las recomendaciones y protocolos de las autoridades de salud pública nacional, provincial y local.

Otras de las tareas que se llevan adelante en la emergencia, es la ”modalidad teletrabajo”, donde agentes de todos los sectores avanzan en proyectos, propuestas y estrategias que son fundamentales para articular las necesidades que se plantean a nivel social e institucional.

De esta manera el Parque Nacional Nahuel Huapi, realiza un amplio despliegue territorial en gran parte de sus 715.000 hectáreas, de manera tal que sus habitantes y comunidades vecinas puedan seguir contando con la presencia del Estado.