Se denomina punción mamaria asistida por vacío, guiada por estereotaxia. La técnica permite llegar de manera precisa a anormalidades mamarias sospechosas de malignidad previamente diagnosticadas con una mamografía. El procedimiento es ambulatorio, se realiza con anestesia local y la duración aproximada es de 45 a 60 minutos. La médica que está a cargo de la práctica completó un entrenamiento específico con expertos de la Unidad de Mama del Hospital Universitario Reina Sofía, de España.



En el marco del Día Mundial del Cáncer, que se conmemora este martes 4 de febrero, Fundación Intecnus anuncia la puesta en marcha de una de las prácticas más avanzadas en biopsia mamaria. Se trata de la punción mamaria asistida por vacío y guiada por estereotaxia, una técnica que no estaba disponible en Bariloche y que implicaba, para aquellas pacientes que necesitaban realizarla, trasladarse al menos unos 500 kilómetros hacia otros centros de salud. El estudio permite detectar de manera temprana el cáncer de mama.

La Dra. Cecilia Patrault, médica especialista en Diagnóstico por Imágenes, acreditada en Imagenología Mamaria y una de las profesionales que tiene a cargo la realización de las biopsias en Fundación Intecnus, explicó que esta práctica permite obtener, a través de un procedimiento ambulatorio, muestras de tejido mamario que sean representativas de una lesión para luego ser analizadas por patólogos. “Las lesiones más frecuentes que diagnosticamos por mamografía y que requieren de este procedimiento son las microcalcificaciones y distorsiones del tejido mamario”, indicó la profesional.

Las lesiones, según explicó la médica, pueden tener distinto grado de sospecha de malignidad y siempre que esto exista, se pide este tipo de biopsia. El objetivo principal de esta punción mamaria es detectar de forma temprana las lesiones malignas (cáncer de mama). “Al detectarse la patología en un estadío inicial, el pronóstico de la paciente es mucho mejor”, sostuvo la especialista en Diagnóstico por Imágenes.

Patrault destacó que la nueva técnica implementada en Fundación Intecnus puede evitar una biopsia quirúrgica diagnóstica, lo que conlleva mejor recuperación, menos complicaciones, menor cicatriz y menores costos. Asimismo, la médica explicó que este tipo de punción permite disminuir los falsos negativos y la subestimación de lesiones.

Un procedimiento de punción puede ser guiado por mamografía, ecografía o resonancia magnética, y se realiza siempre por el método en el cual sea visualizada la lesión. En Fundación Intecnus, el sistema que se incorporó es el de biopsia asistida por vacío para mamografía.

La práctica se lleva adelante en la Sala de Mamografía que la Institución inauguró el año pasado. Se realiza con el mamógrafo GE Senographe Pristina, y con un marco de estereotaxia GE Pristina Serena. Este marco es un accesorio del mamógrafo que permite localizar y acceder en forma precisa la lesión visualizada en la mamografía.

Durante el procedimiento, la paciente puede estar sentada en un sillón confortable o acostada. Una vez en posición, el equipo localiza la lesión y se coloca anestesia local. “Esto permite que no sea una práctica dolorosa”, aseguró Patrault y continuó: “Luego, a través del equipo de biopsia asistida por vacío Mammotome Revolve -que es de última tecnología y de gran precisión- punzamos la zona de la lesión ingresando una sola vez al tejido mamario y tomamos 12 muestras. Como parte de la práctica, siempre se comprueba que la lesión esté presente en la muestra obtenida.”

La duración aproximada de la práctica es de 45 a 60 minutos, según la localización y accesibilidad de la lesión. Posterior al procedimiento se realiza un control de enfermería de 30 minutos aproximadamente y luego la paciente se puede retirar.

Trabajo multidisciplinario y técnica de avanzada

La punción mamaria asistida por vacío es llevada adelante por especialistas de distintas disciplinas. En este sentido, el equipo profesional a cargo de esta práctica en Fundación Intecnus está conformado por tres médicas especialistas en Diagnóstico por Imágenes, una Técnica Radióloga, una Licenciada en Producción de Bioimágenes y un Ingeniero Biomédico; éste último es el responsable de la tecnología médica dentro de la Institución.

“Contar con este nuevo equipamiento en San Carlos de Bariloche permitirá que las pacientes que son diagnosticadas mediante mamografía en la ciudad y que presenten lesiones que requieran este procedimiento, ya no deban trasladarse a otras ciudades, pudiendo estar en compañía de sus familiares y amigos, contención necesaria ante la realización de estas prácticas”, manifestó la Dra. Patrault.

Asimismo, la profesional subrayó la importancia que también reviste para los médicos tener esta técnica a disposición: “Para los especialistas en Diagnóstico por Imágenes que realizamos imágenes mamarias, un sistema de punción como el que hoy tiene Fundación Intecnus y con el que cuentan las diferentes Unidades de Mama de importantes centros del país y del exterior, resulta fundamental para el correcto diagnóstico de la patología mamaria con mayor precisión.”