Este lunes 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha establecida para concientizar a la población sobre la importancia de esta donación, que en cada bolsa ofrece componentes para varios usos en salud.

El hematólogo del Hospital Zonal de Bariloche, Marcelo Furque, destacó que “es muy importante la donación de sangre, porque de cada una se obtienen tres o cuatro hemocomponentes para diferentes usos en pacientes: plaquetas, crioprecipitados, glóbulos rojos y plasma fresco”.

Destacó que el Hospital Zonal recibe por mes entre 80 y 100 donaciones de sangre, divididas en tres grupos, de acuerdo a necesidades del momento:

-Donantes voluntarios: concurren y se ofrecen a dar sangre.

-Donantes por reposición: son familiares o amigos del paciente, y concurren luego de que se le pide al paciente la sangre a ser utilizada en una cirugía u otra práctica.

-Lista de donantes: un registro de voluntarios, donantes de grupos difíciles, como el RH Negativo, que es un 15% de la población. Se los convoca ante casos necesarios.

Análisis

La donación de sangre se ajusta a normas establecidas a nivel nacional. Cada bolsa de sangre donada se procesa, analizando el Grupo, Factor RH, genotipo o fenotipo según la necesidad.

Luego se le hacen estudios de rutina de enfermedades infecto contagiosas, como HIV, P24, HTLV, hepatitis C o B, anticore, sífilis, brucelosis o chagas, y cuando se establece que es sangre sana y segura se procesa para separar los componentes.

Meses atrás, se usó sangre de donación de convalescientes de COVID, para separar el plasma seco y administrar a pacientes graves para ayudarlos en su recuperación, pero los especialistas descubrieron que no modifica el tránsito por la enfermedad.