El área de Salud Ambiental, dependiente del Ministerio de Salud de Río Negro, brinda una serie de recomendaciones y consejos para conocer las claves para lograr alimentos seguros.

Desde el área se indicó que todos podemos salvar una vida, si conocemos y hacemos conocer las “5 claves de la inocuidad” para lograr una alimentación segura.

Asimismo, y en teniendo en cuenta el actual contexto de pandemia, resaltaron la importancia de la incorporación pequeños hábitos  como conductas de lavado frecuentemente de manos y mantener limpios y ventilados nuestros ambientes, actos claves para el cuidados de la salud.

En este mismo contexto, expresaron que compartimos ambiente con diferentes microorganismos, que pueden ingresar a nuestro cuerpo a través de los alimentos que consumimos y preparamos, y que muchas veces son causantes de enfermedades.

Por este motivo, desde el Ministerio de Salud se aconseja incorporar las “5 claves de la Inocuidad” como hábito a la hora de preparar y elaborar las comidas,  con el fin de disminuir la probabilidad de enfermarnos con lo que comemos.

5 Claves de la inocuidad

1- Mantené la limpieza: Mantené tus manos, utensilios y superficies de trabajo siempre limpias

2 – Separá siempre los alimentos crudos de los cocidos: Separá  tanto en la mesada como en la heladera  y no utilices los mismos cuchillos y tablas  para manipular carnes crudas  y otros alimentos.

3 – Mantené los alimentos a temperatura segura: No dejes alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas. Enfriá rápidamente las comidas cocinadas y los alimentos perecederos en la heladera por debajo de los 5°C y mantené la comida caliente por arriba de los 60°C.

No descongele los alimentos a temperatura ambiente, hacelo siempre en la heladera. No descongelar y volver a congelar.

4- Cociná completamente los alimentos, alcanzando 70°C en su interior: Carne, pollo, pescado y huevo se consumen completamente cocidos. Salsas, guisos y sopas deben hervirse para asegurar su cocción. Recaliente completamente la comida cocida que se consume caliente.

5 – Utilizá agua y materias primas seguras: Para cocinar y limpiar utilizá agua potable; lavá bien las frutas y verduras; realizá las compras en establecimientos habilitados y lee siempre los rótulos de los productos que compras.