La Agencia para la Prevención y Asistencia en Adicciones (APASA) de Río Negro puso en funcionamiento en la Fundación San José Obrero de San Carlos de Bariloche un nuevo dispositivo de atención y acompañamiento para jóvenes con consumos problemáticos o adicciones.

La titular de APASA, Mabel Dell Orfano, destacó el trabajo de San José Obrero en talleres, contención y capacitación de jóvenes de los barrios populares de la ciudad, y dijo que este nuevo dispositivo “apuntará a reforzar su trabajo con chicos con consumos problemáticos de sustancias”.

“Estos casos deben ser abordado de manera específica, con profesionales capacitados, entrevistas de primera escucha, admisión, asesoramiento a la familia, y contar con un espacio específico como grupo terapéutico e intervenciones psicológicas individuales”, explicó.

Para ello APASA creó los Centros Rionegrinos de Abordaje Integral de Adicciones (CRAIA), dispositivos que funcionan en ONGs como este caso, en los Centros de Atención de Salud (CAP) de Río Negro y también en municipalidades con espacios para la temática de adicciones.

A partir de la creación del CRAIA en San José Obrero la Agencia provincial aporta el financiamiento necesario para el personal específico y también acompañamiento con supervisión de casos difíciles o situaciones que necesiten una ayuda especial.

Dell Orfano agregó que con toda la red de CRAIA (son20 anivel provincial y este es el cuarto que se abre en Bariloche) se genera una base de datos que “ayuda a mejorar y tener resultados basados en la experiencia”, además de asistir en otros lugares de Río Negro a las personas que deben viajar por otros motivos.

“Enriquecer el abordaje”

“Las adicciones son enfermedades mentales, afecciones que la persona no puede manejar sola. Por eso surge la necesidad de acompañarlos y APASA hace esto en toda la provincia, en contención y seguimiento”, afirmó.

Agregó que “contar con este dispositivo suma mucho porque enriquece el trabajo, permite un mejor abordaje. El consumo no sólo tiene consecuencias físicas, sino puede ser generar problemas de violencia, depresión, suicidio. La adicción está muy asociada a problemas de salud mental”.

Indicó que en Bariloche la Provincia tiene un CRAIA en la Municipalidad, otro en un CPA, uno en la ONG La Salida (para mujeres con adicciones), y también en la sede de APASA con un plantel profesional completo.

“Estos dispositivos además integran una amplia red con instituciones del área, además del Gobierno de Río Negro y el Sedronar nacional,  lo que fortalece al manejo de la problemática en toda la comunidad.

Soluciones para jóvenes

Fernando Fernández Herrero, uno de los impulsores de San José Obrero, expresó su alegría por contar con el nuevo espacio para atención de consumo problemático y adicciones, explicando que es una solución para uno de los graves problemas que tienen los jóvenes de los barrios populares de Bariloche.

“Son muchos los problemas de los jóvenes de los barrios y el consumo de drogas es uno de ellos, como tienen problemas con el estudio, la vivienda, el trabajo, el embarazo adolescente y otros. Estamos muy contentos con la provincia de Río Negro que dispuso establecer acá un espacio formal para este trabajo”, señaló.

Agregó que la Fundación “viene trabajando informalmente la temática”, y a partir de la apertura del CRAIA se amplía la “posibilidad de recibir muchos más chicos y atenderlos bien. Es una de las problemáticas graves y se puede trabajar más fuerte en eso”.