Entendiendo la problemática a la que se enfrenta la ciudadanía, los trabajadores y la difícil posición en la que se encuentra la empresa prestataria, estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para salir de esta coyuntura.

Más allá de la coyuntura convocamos a los sectores institucionales intervinientes en el sistema de Trasporte Urbano de Pasajeros para, entre todos, encontrar el camino que nos permita tener un servicio que de respuesta a los usuarios, a los trabajadores y a la o las empresas concesionarias, pero las actuales circunstancias hacen muy complejo hacer ese cambio estructural.

El día 10 de noviembre pasado se hizo el depósito de la parte del subsidio correspondiente a la Provincia de RN y del municipio por 9,4 millones de pesos con lo que se pudo abonar el 50% de los salarios, pero es importante aclarar a la comunidad barilochense que al día de la fecha no se han recibido los subsidios nacionales, vitales para el funcionamiento del sistema.

Además, vale aclarar también aunque es de público conocimiento, los subsidios otorgados por el gobierno nacional han sufrido una baja superior al 17% lo que complica aún más la situación.

La resolución de extensión de subsidios fue promulgada e impresa en el Boletín Oficial recién el a finales de la semana pasada, por lo que se está en la etapa de firmas de convenios con las provincias.

El dato alentador es que nuestra provincia de Río Negro tiene la documentación al día y en orden, lo que facilita sobremanera la fluidez del trámite; pero lo concreto es que todavía, a esta fecha, no se ha registrado el depósito.

Reiteramos el compromiso asumido con la ciudadanía de brindar respuestas a las problemáticas existentes. Trabajamos día a día de manera incansable para lograr esos objetivos y dar esas respuestas. Estamos haciendo el mayor de los esfuerzos en encontrar una solución viable y definitiva al tema del transporte en Bariloche.

El problema del transporte en la ciudad no es nuevo ni comenzó con esta gestión, pero nos toca a nosotros afrontar este desafío. Desafío que incluye el cumplimiento de los compromisos asumidos tanto por parte de la empresa, los trabajadores, la provincia el municipio y fundamentalmente la nación, cuyo aporte y asistencia es esencial para el funcionamiento de un sistema del Transporte Urbano de Pasajeros .