Editorial

Con lo propio, unidad de esfuerzos locales, y ganas de hacerlo.

 

En estos días se concomieron comentarios del legislador por Río Negro, vecino de El Bolsón, que o está muy falto de información, o demasiado cargado de revanchismos, ambos supuestos no arriman solución.

A raíz de la vergüenza pública que significa se nos indique oficialmente que el Gran Lago Nahuel Huapi esta contaminado, y por que causas, absolutamente evitables.

Para el legislador, eso “ocurre desde 20 años atrás”, y nunca se hizo nada y se gastó mal y la pesada herencia, y a cuanto mas poder echar culpas de no haberse ocupado, etc.

Ah!, y que “ahora sí lo van a arreglar”, siguiendo en el mismo camino equivocado de nuestros días que parece haberse tomado como regla…

No puede creerse que nadie recuerde, de aquellos que tengan interés en el tema y/o poder de decisión obviamente, que en 1990, luego de soportar continuas contaminaciones, que venían desde muy atrás, el Superior Tribunal rionegrino intimó a la Municipalidad a cesar en arrojar residuos cloacales crudos al Lago…

Ahí, podría ligeramente cerrarse el tema y todos felices, más o menos a la manera local.

Pero no es así, porque desde siempre nadie se ocupo del Lago.

Cuando se formuló el amparo, fue porque el vecindario ya no daba más, o no recordamos lo que  era la costa de Lago debajo de la costanera, desde  la salida del Ñireco y especialmente la zona de INTA?

Entonces como ahora en que nos colocan tan alegremente el cartelito de EMPROTUR “yo quiero estar ahí”… y el tema vuelve a reaparecer, habría que colocarle otro más  agregado que diga, “pero no aquí” tampoco se hace nada, en serio. La culpa mayor digamos, la tienen obviamente las autoridades que atendieron al tema, y no fueran precisamente de la gestión anterior, que muy poco hizo en favor de la misma a nivel nacional. Por lo que entendemos, principalmente la lleva la dirigencia privada, que insistió en cerrarse sobre el Lago, no preocupase del tratamiento adecuado de efluentes, etc., y agraviar sin sentido las bellezas locales, si rendía mas al negocio inmobiliario especulativo.

Ahí no hay cuestiones políticas si no financieras, siquiera económicas, mientras nuestra dirigencia equivocada se sigue cobijando en el error oficial.

Tal vez haya algún error que enmendar, pero léase bien y se comprenderá porque esta todo como esta, y en esto de Bariloche sigue por igual camino, empezando por el Centro Cívico, el Puerto, el Natatorio, el Transito y cuanta actividad local necesite unidad de esfuerzos  y gestión

Para el  caso, recordamos que poco antes de la intimación judicial, en 1985, en una interna política de la ex UCR -gobernante para entonces en Bariloche, la Provincia y Nación-, se planteo una solución -racional y fácilmente realizable- para comenzar a solucionar tan grave problema, con diversa y pequeñas plantas de tratamiento de efluentes, a lo largo de su extenso ejido, en tanto se estudiaba la solución definitiva con mayor inversión; la interna se perdió, la propuesta se entregó en mano a los ganadores, que luego fueron autoridades… y nunca se intentó llevar adelante.

Por ello, una vez mas como tantas veces insistimos en la necesidad imperiosa que tiene Bariloche en crear una entidad privada, sin fines de lucro que atienda estos temas, con políticos incluidos que participen, pero organizados en una unidad de esfuerzos que pareciera desconocerse en nuestra región, y de la que se carece totalmente.

A ningún buen puerto llagamos echando culpas al otro, cuando nos reiteramos en una realidad que nos golpea, una y otra vez.

Tenemos de todo, hasta los errores mas increíbles y reiterados, tanto mal hecho y se insiste en  repetirnos; ahora en  hacer lo mismo aunque algo mas grande, y el error que se sigue cometiendo, será obviamente más grande, pero error al fin.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site is protected by wp-copyrightpro.com