Abrazo simbólico al Refugio

 

Claudio Fidani, el concesionario del histórico refugio Jakob, que se destruyó por completo a causa de un incendio, encabezó el emotivo abrazo simbólico que se realizó en la sede del club, el pasado domingo por la noche, a la luz de las velas y linternas.

“Tenemos una obligación tremenda de volver a hacerlo y cuanto antes sea mejor”, expresó el presidente del Club Andino Bariloche, Martín Enevoldsen, y destacó el espíritu de Claudio Fidani. Desde el club invitaron a todos los presentes “a reunirnos en la montaña”.
“Estamos muy dolidos por todo lo que significa para nosotros y para todos aquellos que han pasado y se han tomado una taza de té y han sido bienvenidos”, expresó uno de los hijos de Fidani, al tiempo que expresó que lo ocurrido “no sólo repercute en nosotros, sino que es un hecho y un problema social que tenemos, es verdad que vamos a hacer uno de vuelta y todo sigue para adelante, pero está bueno que cada uno lo analice y que lo volvamos a reconstruir entre todos”.
A su tiempo, Claudio, agradeció a todos los presentes, “caras conocidas que pasaron por esa construcción, siempre lo he dicho, Jakob es un estado de ánimo, no es un lugar en especial, es un lugar donde todos fuimos a encontrar un refugio”. No obstante, destacó que “el mejor refugio no es lo que uno da, sino lo que uno recibe, y todo lo que hemos recibido estando ahí de parte de toda la gente que ha pasado es increíble”.
No dudó al afirmar, como desde el primer día, que “nosotros vamos a volver a construir un refugio, pero el refugio que realmente queremos construir no es un refugio de cuatro paredes y un techo, sino que el refugio que quisiéramos construir es aquel que hable de la convivencia entre todos, y la necesidad de que empecemos a entender y trabajar en conjunto con todas las personas que están en alguna lucha, para que todos juntos podamos vivir en este parque nacional y podamos disfrutarlo y entendernos de una vez por todas, ese es el refugio que queremos”.

Incendio del Jakob

Otra locura más…

“Es un día triste y decepcionante”, dijo el presidente del Club tras confirmar pérdidas totales en el Jakob. En la noche del jueves conmovió la noticia dada por un turista que descendió hasta Colonia Suiza e informó que había llegado al refugio Jakob y tuvo que pasar la noche en una carpa porque lo encontró incendiado. El refugiero (Fidani) y miembros de la Comisión de Auxilio emprendieron el ascenso y en la mañana del Viernes, y confirmaron la triste noticia. Las pérdidas fueron totales y el incendio habría sido intencional.
No hay indicios aún sobre quién habría sido el responsable del fuego, aunque habría sido intencional. Se encontraron algunas consignas de origen étnico que serán remitidas a la justicia para determinar su procedencia y veracidad.
El fuego habría tenido lugar el lunes porque no se encontraron vestigios de calor en las piedras ni huellas en los alrededores, tras las últimas nevadas.
“Es un día muy triste, perdimos dos refugios en menos de cinco años”, expresó el presidente del Club, Martín Enevoldsen, recordando el incendio en el que se perdió por completo el refugio Neumeyer, en el Valle del Challhuaco, que fue reivindicado por la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche.
A esto se suma el incendio accidental del Berghof en noviembre de 2011.
La Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi informa que se cierra al público en general el sendero de trekking hasta nuevo aviso por razones de seguridad y peritaje del lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *